El gótico como estilo.

Creo que para empezar a entender el gótico como estilo hay que volver a Vasari y a los románticos de siglo XIX. Aquel lo describe como arte godo con todo el menosprecio de que es capaz. Los románticos - Goethe, Victor Hugo, Chautebriand - lo recuperan del olvido con entusiasmo y asombrosa admiración. (1).

¿Qué quería decir Vasari con arte oscuro?¿Qué encontraban los románticos en la arquitectura de la catdral gótica? Unos minutos de reflexión sobre estos puntos pueden aclarar más que muchas horas leyendo y estudiando textos sobre el gótico. Recordemos la serena belleza del arte cisterciense del Monasterio de Pontigny. Ya con sus arcos apuntados, arbotants y contrafuertes. En medio de la naturaleza. Pero Sucher quería una joya en medio de la ciudad. Y creo una arquitectura de orfebre. Vasari fue de cultura grecorromana. Sucher alimentaba sus raíces de la orfebrería de la Cultura de Hallsatt en la Edad del Hierro. Vasari juzgaba con premisas de racionalidad, serenidad, orden, espacio y tiempos. Sucher de poder, irracionalidad, impulsividad, visceralidad, pasión, horror vacui, gotico flamboyant -flamígero, ardiente- al final. ¿Entendemos ahora la admiración romántica por el gótico?

¿Son románticas la joyas?

Volksgeist, neoplatonismo, metafísica, la luz, Jerusalen Celestial, nacionalismos, romanticismos...Por un momento tengo la visión de Lucía, Francisco y Jacinta, los pastorcillos de Fátima. Pero no se me aparce la Virgen María. Alucino. Veo campos de beisbol, piscinas cubiertas nudistas, espacios verdes y polideportivos en los espacios que dejaron las catedrales góticas después de su destrucción total a raíz de la Revolución Francesa. También veo un siglo XX sin las 2 guerras mundiales, - sin Holocausto, sin romanticismos ni nacionalismos -  y una sociedad culta, educada y en paz. Tampoco hubiera sido posible la Ciudad de las Artes y las Ciencias de València. Y de nuevo la serena belleza del Císter.

Abadía de Pontigny, Francia
Abadía de Pontigny, Francia

"In Romanesque construction the thrust of barrel vaults had been neutralized by walls of great thickness, that of groin vaults by transverse arches. With the vaulting of the nave, the problem became much more difficult. In the first Lombard churches, they did not dare raise the spring of the high vault above the triforium floor, and the thrust of the vault was taken by two massive arches spanning the aisles. While technically sound, this method does not work on the esthetic level, and the Normans would devise a better and more scientific method, the flying buttress. In the Abbaye aux Hommes, the problem was solved by half-barrel vaults springing from the aisle walls and abutting against the vaults of the nave beneath the roof. These were in reality concealed flying buttresses, but its builders had over-designed, erring on the side of caution. In the Abbaye aux Dames these defects were remedied, and all the barrel vault was cut away except that narrow part which abutted against the spring of the vault. The flying buttress had been invented. As yet it was hidden under the triforium roof, not visible to the eye, but functionally it was complete" (2).
Bibliografía.-
1.- «Introducción al arte gótico», Mª Teresa González Vicario, en El arte en la baja Edad Media occidental: arquitectura, escultura y pintura, 2014, VV.AA., Editorial Centro de Estudios Ramón Areces Madrid, pg.42.
2.- «Norman Romanesque Architecture», 1998-2008 Claude and Vivian Corbin, archive.org.

Comments

Popular posts from this blog

La luz gótica : Las vidrieras

El gótico en España : las catedrales.

La escultura en la catedral de Chartres