La escultura gótica

La escultura gótica sigue la tradición románica de la adecuación al marco, en contra de lo que se afirma generalmente. No puede ser de otra forma ya que está íntimamente fusionada con la arquitectura (1), como la del románico. No se decepcionen queridos amigos, queridas amigas, pero la escutura gótica no existe (Duby). Ahora hay que decirlo claramente. El gótico es arquitectura. Más aún : el gótico son las catedrales góticas. La escultura que acompaña es arquitectura - escultura arquitectónica - es medieval y renacentista pero no gótica. Porque ni la escultura ni la pintura gótica existen ni han existido nunca. Los retablos se han hecho en los tiempos finales de las catedrales pero sus características son igualmente medievales. La «escultura no gótica» - por llamarla de alguna manera - existe como complemento de la arquitectura y en los mauseleos y capillas privadas.

Después de los últimos emperadores y patricios romanos, el individuo aún no ha recuperado la suficiente relevancia como para aparecer en «bulto redondo». Como en el arte rupestre paleolítico de Altamira, la socialización es tan grande que el individuo no tiene necesidad de verse representado, pues se siente suficientemente representado por un icono que representa a toda la comunidad. 

¿Porqué no aparece escultura exenta hasta el Renacimiento? Yo creo que se debe a que, tanto en los siglos del románico como del gótico, imperaba radicalmente la norma de que el que se mueva no sale en la foto. Vamos que el que aparecía por algo le cortaban la cabeza por si acaso. Así preferían todos aparecer pegados a los muros y si en alto mejor para mayor seguridad. O ya, definitivamente acabados, en decúbito supino encima de sus mausoleos.

Como veremos tampoco en el lienzo quiere aparecer nadie por si acaso. Camuflados quizás en los códices miniados o en los retablos.

Sin embargo, mi hipótesis de trabajo en este tema es que existe una corriente artística de densidad suficiente como para no mezclarse con otras que transcurre desde el arte carolingio a través del Arte del Mosa hasta el Renacimiento Flamenco. Veamos las obras de estos últimos maestros que la Historia del Arte no sabe cómo clasificarlos si como renacentistas o como góticos.

Mujer escultural formando el arco apuntado normando, sXXI...;-)


Otro punto importante a tener en cuenta según numerosos autores es el cambio del románico al gótico en la consideración de lo material como malo y pecaminoso en oposición a lo espiritual, bueno y deseable. No existía la presunción de inocencia, como con la ley de Corcuera que ha sido de las primeras ratas en abandonar el barco-PSOE que se hunde (mayo de 2017). La representación de la realidad en el románico estaba afectada por esta consideración neoplatónica. Esto desaparece fundamentalmente a partir del abad Suger, pero también a partir de la prevalencia del aristotelismo sobre el platonismo que se observa a partir del sXII - fundamentalmente, según creo a la traducción y conocimiento de Aristóteles por los árabes -. Suger - gran amante de las joyas - , por el contrario entiende la belleza material como manifestación de la divinidad. El arte gótico evoluciona, pues, en este sentido.

Otra característica fundamental que sí la diferencia del románico es la diversidad. En la escultura gótica de los sXI al XIV conviven tendencias muy diferentes, más o menos «modernas», más o menos clásicas. Es importante destacar que no se observa ningún intento de coherencia en la composición escultórica de un determinado espacio. Es decir, eclecticismo total. El ejemplo más destacado es la portada de la catedral de Reims.

Portada principal oeste de la catderal de Reims. En nuestros días, ¿toleraríamos semejante dislate?



Cuando se habla de la escultura gótica del sXIII se habla de las portadas de Amiens y Reims. Y se habla del estilo 1200. Se habla de Nicolás de Verdún y sus relicarios. Y se habla del Arte del Mosa.



Todo lo anterior. Tanto la discusión filosófica sobre la bondad y la belleza de la materia así como eleclecticismo en el arte se debe incluir dentro de un movimiento cultural muy amplio y quizá poco valorado : el Renacimiento Carolingio. Recordemos a Alcuino de York y la Escuela Palatina de Aquisgrán.

En la catedral de Chartres tenemos un muestrario de la evolución de la escultura debido a largo lapso de tiempo que transcurre entre el inicio y el fin de las obras.

Vamos a estudiar la evolución de la escultura, en primer lugar, y por imperativos estratégicos - me falta una semana para el exámen - en base a  las portadas de las diferentes catedrales, tal como aparecen en el estudio de Martínez del Pino (2). En segundo lugar lo haremos en base a la escultura exenta, mucho menos importante en el periodo que nos ocupa, como ya se ha indicado más arriba.

Las portadas.-

Hay que tener en cuenta la orientación este-oeste de la mayoría de las catedrales, y en general las iglesias cristianas. Entendidas, desde la basílica paleocristiana, como camino hacia la luz, la entrada se realiza por las puertas occidentales y el ábside marca la dirección este.

Por el contrario, cuando se habla de portadas o entradas norte/sur, se entiende que se refieren a las entradas en los extremos del transepto que, como perpendicular a la nave, tiene esta orientación norte-sur.

Vamos a comenzar por aquellas esculturas realizadas en la misma época, sXII. Estas portadas contienen la escultura que podríamos llamar del primer gótico o del último románico. Los autores no se ponen muy de acuerdo. Posiblemente un estudio más completo del llamado Estilo 1200 que yo llamo Arte del Mosa, nos pudiera aportar algunas explicaciones más convincentes.

Portada central oeste de la catedral de Laon.




Puerta principal, fachada oeste, Nôtre-Dame de Paris, 1200-1240.




Pórtico de la Gloria, Santiago de Compostela




Portada occidental de Nôtre-Dame de Senlis.


Portada central oeste de la catedral de Sens.


Fachada oeste de la catedral de Salisbury. Aquí puede verse el clasicismo del llamado Estilo 1200,
que yo llamo Arte del Mosa que constituye la raíz clásica que llega hasta el Renacimiento Flamenco.


Portico real de la catedral de Chartres. El alargamiento de las figuras no es otra cosa que la adecuación al marco. Esta característica se hereda de la escultura románica como tantas otras cosas. Más detalles sobre estas esculturas.
.

Portada de santa Ana, Nôtre-Dame de París.



Portada occidental del Juicio Final de Nôtre-Dame de París.

Portada occidental de Reims. Anunciación y Visitación.

Portada de la cartuja de Champol

El pozo de Moisés

Las portadas en España.-



Portada del Sarmental, portada sur de la catedral de Burgos.

Portada occidental de la catedral de León.

Los retablos.


Bibliografía.-
1.- El arte en la baja edad media occidental: arquitectura, escultura y pintura, 2014, VV.AA., Editorial Centro de Estudios Ramón Areces Madrid, pg.133.
2.- Martínez del Pino, Joaquín, «La escultura gótica» en El arte en la baja edad media occidental: arquitectura, escultura y pintura, 2014, VV.AA., Editorial Centro de Estudios Ramón Areces Madrid, pgs. 129-153.

Comments

Popular posts from this blog

La luz gótica : Las vidrieras

El gótico en España : las catedrales.

La escultura en la catedral de Chartres